deja-ir
El arte de soltar
10 noviembre, 2016
14853282_1197881490267970_375768087222268186_o
Instructorado de Yoga Inbound – Medellin
21 noviembre, 2016

Boletín Yoga Inbound Edición 202

yamunas-oag

 YOGA-DANZA 

En Yoga y en Danza Contemporánea se hallan puntos donde ambas disciplinas se encuentran, los cuales son abordados desde posiciones diferentes por cada una, pero que finalmente apuntan hacia una misma dirección; también pueden encontrarse posiciones opuestas frente a otros conceptos, pero la idea no es caer en discrepancias sino llegar a la complementación mutua.

En las alineaciones tanto de danza como de yoga se identifican principios básicos como la posición paralela, donde el peso del cuerpo se distribuye equitativamente en el área de apoyo, ya sean los pies, las manos, la cadera, la espalda, etc., ambas concuerdan en que esta es la posición más estable y saludable para el cuerpo. Es común también el trabajo en la alineación de la espalda, donde se hace énfasis en la posición de cada vertebra sobre la otra, tratando de que esté lo más erguida posible manteniendo las curvaturas naturales, es decir, tratando de eliminar del cuerpo posturas cifóticas y/o lordoticas excesivas y poco saludables; para esto ambas disciplinas también hablan de la relación entre el coxis e isquiones con el suelo, explicando que estos tres puntos (coxis e isquiones) deben apuntar hacia la tierra, lo que también significa una alineación específica para la cintura pélvica.

Otro punto es el trabajo del centro, desde la danza contemporánea se concibe este centro como la faja abdominal, la fuerza de toda la musculatura del abdomen y la espalda que permite un mejor soporte, reacción y movimiento del cuerpo, también está la concepción de este centro como el centro energético, desde donde nace la energía que se necesita para danzar, para vivir. Desde el yoga el concepto de centro no se conoce como en danza contemporánea, se trabaja más desde las Bandhas energéticas, que sirven para canalizar y dirigir la energía interna del cuerpo, esto desde el ámbito sutil, físicamente se refleja en una serie de contracciones musculares internas que ayudan al cuerpo a tener un mejor soporte en las asanas; en yoga se habla de puntos focales de energía distribuidos por el cuerpo, desde los cuales de proyecta la energía muscular hacia las zonas distales del cuerpo y hacia los cuales se lleva la energía orgánica desde las zonas distales.

La respiración es algo primordial en la práctica de yoga, existen patrones específicos de respiración en la ejecución de cualquier postura, por ejemplo, algunas se llevan a cabo en una exhalación, otras en inhalación y otras en retenciones con o sin aire; en un vinyasa la relación entre asana y respiración es la base de todo, es decir del movimiento mismo aunque no sea danzado. En danza contemporánea la respiración es importante para mantener el flujo del movimiento, si el bailarín no respira adecuadamente el movimiento será cortado y fragmentado, además no soportara la rutina de movimientos por falta de oxígeno. En ambas disciplinas la respiración debe ser controlada, calmada y silenciosa, se evitan las “mañas” en la respiración, pues no son beneficiosas ni estéticas.

Las rotaciones de la cadera son un punto en el que se alejan un poco, en danza contemporánea se trabajan rotaciones internas y externas, siguiendo lo heredado de la técnica de ballet y danza moderna, existen posiciones donde es primordial la rotación externa de la articulación coxofemoral, mientras que en yoga el uso de estas rotaciones es poco en las posturas, se trabaja la mayor parte del tiempo en la posición paralela de la cadera (o posición cerrada en danza), las rotaciones externas son pocas y se hace un trabajo consciente por mantener la cadera cerrada eyamunas-oagn muchas posiciones.

En danza contemporánea hay un trabajo consciente del cuerpo, tratando de potencializar el trabajo corporal sin excederse o lastimarse, sin embargo, en ocasiones prevalece el aspecto estético al de conservación y cuidado corporal, importa más el deseo de danzar en el presente y desarrollar habilidades virtuosas que el cuidado del cuerpo para poder danzar por más tiempo en un futuro. Por otro lado, en yoga el trabajo no es escénico, no hay un interés por mostrar a un público el resultado del trabajo hecho, se trata de una práctica más individual e interna, propendiendo siempre por el cuidado del cuerpo en todos sus niveles, no importa que se vea estético o bonito, o que la persona alcance grandes amplitudes en sus movimientos o asanas, es más importante mantener un cuerpo saludable para seguir practicando de por vida. Es esta una característica con la que el yoga puede complementar muy bien la danza contemporánea.

Un último punto es el trabajo de interiorización que tanto el bailarín como el practicante de yoga hacen, un trabajo de conexión con su interior que se refleja en el exterior. Además de lo que cada disciplina aporta al ser humano a nivel emocional y psíquico, es común que después de una práctica de Yoga o de una clase de Danza las personas experimenten sensaciones de gratitud, felicidad, satisfacción, descanso y bienestar en general.

Todos estos puntos en común son abordados por cada disciplina desde su esencia, desde lo que cada una es, y es por eso que aportan diferentes y valiosos conceptos para el desarrollo de la propuesta de Yoga-Danza.


VRIKSASANA O POSTURA DEL ÁRBOL

Desde Tadasana. Apoye las manos sobre las caderas. Sienta que empuja sus pies hacia la Tierra y su coronilla hacia el cielo. Lleve el peso de su cuerpo hacia la pierna derecha. Flexione la pierna izquierda, llevando la rodilla a la altura de la cadera. Rote la cadera izquierda llevando la rodilla hacia el lado y apoye la planta del pie contra el borde interno del muslo derecho. El talón debe quedar cerca del perineo. La planta debe hacer presión contra el muslo y la rodilla izquierda debe empujar hacia atrás mientras la cadera derecha se opone al movimiento de dicha rodilla, esto con el fin de alinear el asana y desbloquear la cadera. La pierna de base debe permanecer recta. Mantenga la espalda erguida. Ubique un punto frente a usted y fie su mirada en él, el punto debe estar un poco más arriba de su cabeza. Lleve los brazos hacia arriba en una inhalación y una las palmas de sus manos por encima de su cabeza. Mientras mantiene el asana medite en la firmeza y tolerancia del árbol. Respire libremente manteniendo la postura, luego baje los brazos, lleve la rodilla hacia el frente, baje la pierna y descanse.

desert-peru-badarik

Nota: si no es posible llevar la pierna tan arriba puede intentar rotar la cadera llevando la rodilla al lado y apoyar los metatarsos al lado del talón de base y el talón encima del tobillo; o, apoyar la planta del pie por debajo de la rodilla, sobre el gemelo de la pierna de base. Tenga cuidado de no apoyar el pie sobre la rodilla de base, esto con el fin de proteger la articulación.

Beneficios: desarrolla el sentido del equilibrio y fortalece los músculos de las piernas, los pies y los tobillos.

Meditación: después de la práctica de Hatha-Yoga podemos repetir este mantra y durante el resto del día y de nuestra vida podemos vibrar esta fora de ver y compartir la sabiduría Vedica con el mundo entero

tṛṇād api sunīcena
taror api sahiṣṇunā
amāninā mānadena
kīrtanīyaḥ sadā hariḥ 

“Uno debe cantar el Santo Nombre del Señor en un estado mental humilde, considerándose más bajo que a hojarasca de la calle, uno debe ser más tolerante que un árbol, estar desprovisto de todo sentimiento de vanidad y estar dispuesto a ofrecer pleno respeto a los demás. En tal estado mental uno puede cantar el Santo Nombre del Señor constantemente.”

Sri Siksastaka  Verso tres

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *