– Cuantos más apegos dejes caer por el camino de la vida, más cerca estarás de encontrarte a ti mismo.
– Alimenta tu mente con pensamientos positivos. Recuerda que tus pensamientos crean tu realidad…..
– Dedica tiempo al silencio, a meditar, a acallar el diálogo interior. En momentos de silencio, cobra conciencia de que estás reconectándote con tu fuente de conciencia pura. Presta atención a tu vida interior para que puedas guiarte por tu intuición, antes que por interpretaciones impuestas desde fuera sobre lo que conviene o no te conviene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *