Su estudio y práctica conduce a un estado de armonía, balance y equilibrio
El yoga como ciencia espiritual afirma el potencial infinito en cada ser humano para encontrar la paz en medio de la crisis. Su práctica consistente ayuda a mejorar y a prolongar la vida de los practicantes.
La razón es sencilla. Por ser una ciencia multidisciplinaria, ofrece una gran cantidad de recursos técnicos que apoyan el crecimiento y desarrollo de los seres humanos. ¿Quién no ha querido volar y sentirse libre como los pájaros que se remontan en el cielo infinito, o sentir el deseo de salir de la crisis y simplemente descansar?
Esta milenaria ciencia es sinónimo de prevención, por lo que es mejor que remediar. Durante la práctica de los ejercicios de relajación la mente recupera su poder para liberarse de tensiones y actitudes dañinas a la salud mental.
Cuando practicas el antiguo método yóguico, reconoces el desarrollo del autocontrol para observar, respirar y mantenerte alerta en el presente, estos ejercicios son claves para la liberación del dolor y el sufrimiento producto de la inconsciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *