Luego de todo un año repleto de obligaciones, como el trabajo y el estudio, las personas llegan a diciembre con mucho cansancio acumulado por la agitada vida que llevan.
Además, el último mes del año trae consigo dos fiestas muy importantes, Navidad y Año nuevo, lo que hace que la gente tenga días agitados realizando las compras y preparativos para compartir con la familia.
Practica el yoga y la meditación para relajarte.
La meditación ayuda a calmar la mente, dejarla quieta y callada, para desarrollar la atención y la concentración y así poder fijarnos en las cosas importantes.
Hay que aprender a vivir, a entender la vida a volvernos conscientes para encontrar la paz interior.

Comments are closed.