Boletín Yoga Inbound Edición 215
20 noviembre, 2018
Bhakti yoga
30 noviembre, 2018

Los alimentos sátvicos

Los alimentos puros que estimulan la vitalidad, la energía, el vigor, la salud y el regocijo, que son deliciosos, saludables, nutritivos y placenteros, son sátvico. Estos alimentos purifican y sosiegan la mente y generan ecuanimidad, serenidad y tranquilidad. Los alimentos sátvicos proporcionan energía, aumentan la fuerza y la resistencia y ayudan a eliminar el cansancio, incluso después de un trabajo agotador.
Los alimentos deben ser muy frescos y naturales, de preferencia cultivados de forma orgánica, sin modificaciones genéticas ni consevantes o aromas artificiales. Han de tomarse del modo más natural posible: crudos, hervidos al vapor o ligeramente cocidos.
Los alimentos sátvicos incluyen:
Cereales, como maíz, cebada, trigo, arroz integral, avena, mijo y quinoa. Hay que incluir en la dieta alimentos de grano grueso, como las ganchas de avena y el pan integral: refuerzan los dientes y las mandibulas y estimulan los procesos de digestión y evacuación. Los cereales proporcionan hidratos de carbono, que constituyen la principal fuente de energía del cuerpo, y contienen la mitad de los aminoácidos necesarios para la formación de proteínas.
Alimentos ricos en proteínas, como las legumbres, nueces y semillas. Las proteínas son “el material de construcción” del cuerpo. La clave de una dieta vegetariana sana es una buena combinación de alimentos que incluyan todos los aminoácidos necesarios para la producción de proteínas.
Fruta, tanto fresca como seca, así como zumos de frutas. La fruta es el alimento más importante del menú de los yoguis. Los efectos curativos de los zumos frescos son sabrosos. Aportan minerales, fibra y vitaminas energéticas y revitalizantes. Contienen sustancias alcalinas que limpian la sangre.
Hortalizas, que contiene muchos minerales, vitaminas y fibra. La dieta debería incluir verduras con semillas (como el pepino y el calabacín), todas las hortalizas de hojas, así como las raíces y los tubérculos. Lo mejor es comerlas crudas o muy poco cocidas.
Hierbas para sazonar y en forma de infusiones.
Edulcorantes naturales, como la miel, la melaza, el jarabe de arce y el zumo concentrado de manzana. Son mucho más recomendable que el azúcar refinado. El azúcar integral forma parte de la dieta yóguica en la India. Conocido por el nombre de jaggery, se extrae directamente de la caña y no se refina.
El azúcar blanco se evitar en una dieta sana.
Los productos lácteos, como la leche, la mantequilla, el queso y el yogur, que siempre han sido parte esencial de la dieta yóguica.

Comments are closed.