El silencio en Yoga
11 diciembre, 2018
Tour Inbound India 2019
4 febrero, 2019

Boletín Yoga Inbound Edición 216

Diciembre de 2018
Con un estilo de vida como el que prima en la actualidad, donde el estrés y las prisas son una constante, la practica del yoga se ha extendido de manera significativa entre toda la población con el fin de poder conectar con uno mismo y alcanzar una perfecta sintonía entre cuerpo y mente. Ayuda a desconectar del mundo exterior, alcanzando un estado de bienestar mental que se une a los beneficios físicos derivados de la actividad, algo que se manifiesta en el día a día. Entre sus bondades destacan la combinación entre el trabajo de fuerza y flexibilidad, el autoconocimiento y una mayor visión positiva de las cosas. Importantes aspectos que se consiguen, poco a poco, a través de la ejecución de sus distintas posturas o asanas, de mayor o menor dificultad.
linea
YOGA PARA CONCILIAR EL SUEÑO

No es ninguna novedad que el yoga supone una excelente estrategia para relajarse y disminuir los niveles de estrés. Esta disciplina milenaria tiene como objetivo vincular cuerpo y mente, conectar con el momento presente y evadirnos de las preocupaciones diarias. Cada vez son más las personas que recurren a ella para liberarse de todo tipo de tensiones ya sean físicas o mentales, por lo que, además, resulta una magnífica terapia a la hora de conciliar el sueño. El insomnio es un problema que afecta a gran parte de la población, que suele recurrir a los somníferos para ponerle solución. Un tratamiento que a larga puede perder eficacia (al acostumbrarse el organismo a determinadas sustancias) o, en los casos más extremos, derivar en una adicción.
De esta manera, el yoga se presenta como una eficaz alternativa natural que nos ayudará a dormir mejor. No hace falta ser un experto en la materia ni realizar posturas imposibles. Tan solo es necesario invertir unos pocos minutos al día antes de acostarnos para alcanzar un estado placentero. Al ejecutar cada asana tu cuerpo notará de manera inmediata todos sus beneficios. Por supuesto, no olvides acompañar cada movimiento con una respiración profunda y calmada, algo que actuará como un sedante natural. Lo mejor de todo es que ni siquiera tienes que moverte de la cama.
linea
Mejora tu sistema respiratorio
La respiración es uno de los pilares fundamentales en la práctica de yoga. Por eso una de las primeras cosas que aprendes cuando empiezas a hacer yoga es a respirar correctamente, es decir, inspirando por la nariz en lugar de hacerlo por la boca (que es lo más habitual). Además, se realiza una respiración diafragmática que incrementa la oxigenación celular con todos los beneficios que conlleva; mejora la circulación sanguínea (algo que influye positivamente en nuestro organismo), relaja la musculatura, equilibra el ritmo cardíaco y también el sistema nervioso.
linea
Se refuerza tu sistema inmunológico

La razón de esto la tenemos en la hormona del estrés, es decir, el cortisol, cuyos niveles en nuestro organismo se reducen al practicar yoga. Según se ha comprobado, unos niveles elevados de cortisol en sangre producen alteraciones en el sistema inmunológico, por lo que el yoga te hace más resistente ante las enfermedades. Además, el cortisol en niveles altos puede causar aumento de peso, cambios de humor, problemas para conciliar el sueño o molestias digestivas. Así que, practicando yoga, no solo reducirás tus niveles de estrés, sino que cuidarás de tu salud en general.
 linea
Consejos Yóguicos para estas fiestas

Las Navidades han sido tradicionalmente una época de celebración a la vez de introspectiva y de reflexión dentro de la tradición Judeo-Cristinana en la cual a muchos nos ha tocado nacer. Las familias se reunían, se celebraba la aparición de Jesús el Cristo, se hacía balance del año y se sembraban buenos propósitos e intenciones para el año entrante. Sin embargo, la realidad actual en la mayoría de lugares (especialmente en las ciudades) dista bastante de esto. El consumismo ha devorado esta tradición y la ha hecho suya, llevándola hacia su lado más externo: reuniones a las que no siempre nos apetece ir, comer y beber en exceso, comprar sin necesidad. Aquí os ofrecemos una pequeña guía de salvamento para estos momentos del año, esperamos que la disfrutéis 😉
Consejos generales
-Antes de ir a una reunión, pregúntate: ¿Quiero ir realmente o lo hago por compromiso?
-Si lo haces por compromiso (lo cual es perfectamente aceptable) ten en cuenta que es posible que alguna parte dentro tuya tenga algunas “pequeñas resistencias” que puedan aguarte la fiesta. Intenta ser plenamente consciente de estas partes y reconciliarte con ellas.
-Observa tu interior y no hagas nada tan sólo porque los otros lo hagan o porque “siempre se ha hecho así”.
-Observa tu estómago: en el Yoga se dice que uno debería de dejar de comer y de beber un poquito antes de sentirte lleno. Mañana te lo agradecerás 😉
-Intenta comprar lo que realmente quieras y te puedas permitir, no lo que el publicista quiera que compres. Recuerda: no es necesario que compres de más o que comas/bebas de más para que las fiestas sean más divertidas y los regalos no compran el amor ni la felicidad.
-El mundo no se acaba por fin de año: queda todo un año por delante para comprar, comer, beber y hacer muchas otras cosas -y si te pasaste de la raya, para pagar la Visa 😉
-Comer y beber de más, especialmente alcohol, carnes y cosas que nos hacen mal va en contra del primer principio del Yoga,  Ahimsa: no realizar actos o actividades que nos dañen a nosotros, a nuestro entorno o a los demás seres vivos.
-El fin de año es un rito de paso. Intenta vivirlo con consciencia: dedícate unos instantes para estar contigo mismo, evaluar el año que ha pasado y sembrar los propósitos para el año entrante.
-Mantener la vibración alta durante estas fiestas nos va a permitir reentrar en el nuevo ciclo con energía renovada y no resintiendonos o recuperándonos de los excesos y de la energía malgastada.
-Recuerda: el cuerpo puede tolerar muchas cosas, pero todo tiene un coste. El exceso de alimento, especialmente de carnes, dulces, alcohol y drogas sobresatura el sistema y necesita de varios días (a veces semanas e incluso meses) para recuperarse completamente y retomar el ritmo óptimo en donde uno se vuelve a encontrar fresco y energético.
-A nivel simbólico el primer día del año es la representación holográfica del nuevo año. Se consciente de cómo quieres vivirlo y llena este primer día de cosas que te agraden.
Dieta
La dieta ideal en estas fechas es la vegana, que limpia y detoxifica el cuerpo preparándonos para el nuevo año, pero en caso de no poder comer vegano recuerda consumir en la medida de lo posible:
-Alimentos frescos y depurativos: zumo de manzana, apio, etc para contrarrestar el efecto del alcohol y de las grasas.
-Recuerda que el queso es difícil de digerir por tu hígado, si a eso le sumamos el sobreesfuerzo del alcohol, de los dulces y de las grasas de la carne, se puede volver demasiado: intenta moderarte en estos alimentos.
-Los alimentos procesados, con pesticidas o químicos y no-integrales saturan el organismo. Intenta reducir la ingesta de estos alimentos. Cocina tu [email protected] con alimentos frescos, integrales, ecológicos y de temporada.
Ejercicio y Naturaleza
Un poco de ejercicio ayuda a mantener los niveles de Prana (energía vital) en tu cuerpo. Intenta mantener tu práctica de ásanas durante estos días
Aprovecha estas vacaciones para salir a la naturaleza. El contacto con la vegetación y el aire puro de la naturaleza es una recarga para nuestro sistema vital.
Y sobre todo, disfruta y se feliz 😉
Felices fiestas
Patricio Moralo
Director Escuela Ashtanga Yoga Inbound
linea

Comments are closed.