Concentrarse es ubicar la mente en un punto, es la habilidad para mantener la conciencia de la mente en un punto, en un lugar sin que está divague. La perfección en la concentración lleva a la meditación. En el estado de concentración la mente no está consciente del mundo externo, ni de otros asuntos periféricos que rodean al objeto de esta.

¿Por que es tan importante la concentración? La mejor respuesta es comparar la mente con un bombillo. Los rayos de luz del bombillo salen en todas las direcciones, la energía se esparce. Si se encuentra a cinco pies de distancia del bombillo, veras la luz más no sentirás el calor, así haya una alta temperatura en el filamento. En la misma forma la mente tiene potencialmente gran poder pero se disipa en todas las direcciones. Piensa en cosas diferentes, una tras otra, sin ubicarse en forma profunda en ningún objeto en particular. Por tanto, la mente promedio no utiliza su poder.

La invención del láser en tiempos recientes por parte de la ciencia ha permitido a través de su uso muchos avances en la tecnología moderna. Se trata de un método en el cual todos los rayos que provienen de una fuente se alinean unos con otros de forma que se dirigen al unísono en la misma dirección. Uno con otro vibran en armonía.
La fuente de luz original no requiere ser mayor que la del bombillo que ya hemos discutido; sin embargo, si usted se ubica a cinco pies del rayo láser este le perforaría el cuerpo. Esta es la diferencia entre luz ordinaria y La Luz concentrada.

De la misma forma, cuando el pensamiento se concentra también tiene gran poder. Tiene el poder de elevar la percepción, la habilidad de poder ver más de la verdad que subyace tras el fenómeno. Tiene la habilidad de lograr grandes cosas y de hacer cantidades inimaginables de trabajo. Una mente concentrada es también una mente relajada. Cada vez que usted está absorto en algo, automáticamente entra en un estado de relajación.

La concentración es vital para todo lo que hace en la vida, en tanto evita que la mente divague sin objeto en todas las direcciones. Sin concentración no se logrará nada. Solo se tiene que mirar alrededor para darse cuenta de la verdad de esta afirmación.

Comments are closed.